• Creemos en un solo Dios eterno y creador de todas las cosas.
  • Creemos que el pecado nos ha separado de la comunión con Dios y de su propósito para nuestras vidas.
  • Creemos que Jesucristo, el Hijo de Dios, vino a la tierra como hombre y vivió un estilo de vida ejemplar y que murió por nuestros pecados, para luego resucitar y así demostrar su poder y su victoria, reconciliándonos con Dios.
  • Creemos en nuestro Señor Jesucristo como el único, suficiente y personal Salvador de nuestras almas y que quienes le reciben son hechos hijos de Dios.
  • Creemos en el bautismo en agua para arrepentimiento de nuestros pecados por inmersión.
  • Creemos que Dios nos ha equipado individualmente para que podamos alcanzar con éxito su plan para nuestras vidas, que es adorar a Dios, cumplir nuestro propósito en la tierra y extender su Reino.
  • Creemos que para vivir la vida santa y fructífera que Dios tiene para nosotros, necesitamos ser llenos del poder del Espíritu Santo. El Espíritu Santo nos capacita para usar los dones espirituales, incluyendo el hablar en lenguas.
  • Creemos que Dios quiere sanarnos y transformarnos para que podamos vivir una vida saludable y próspera para poder ayudar a otros de una forma más efectiva.
  • Creemos que nuestro destino eterno, ya sea el cielo o el infierno, está determinado por nuestra respuesta al Señor Jesucristo.
  • Creemos que el Señor Jesucristo regresará otra vez a buscar a su Iglesia y que dicha venida está cerca.